NUESTRA RESPUESTA COVID-19

INFORMACIÓN GENERAL DE COVID-19

Iconography FIXED-03.png

NUESTRA RESPUESTA

Iconography FIXED-02.png

estás aquí

INFORMACIÓN GENERAL DE COVID-19

Iconography FIXED-04.png

PREGUNTAS FRECUENTES

El 31 de diciembre de 2019, el Gobierno de China informó de un grupo de casos de neumonía de causa desconocida en Wuhan, provincia de Hubei. Finalmente se identificó un nuevo (nuevo) coronavirus que ha sido nombrado COVID-19. 

AL PRINCIPIO

El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de COVID-19 era una emergencia de salud pública de interés internacional. Todos los continentes han notificado ya por lo menos un caso confirmado de COVID-19, y el riesgo de que continúe la propagación entre los países y dentro de ellos es muy alto.

El 11 de marzo, la OMS declaró el brote de COVID-19 como una pandemia. La mayoría de los países y territorios del mundo han notificado ya por lo menos un caso confirmado de COVID-19, y el riesgo de que continúe la propagación entre los países y dentro de ellos es muy alto.

INFORMACIÓN GENERAL DE COVID-19

Es importante corregir los conceptos erróneos y, al mismo tiempo, reconocer que los sentimientos de las personas y los comportamientos subsiguientes son muy reales, aunque la suposición subyacente sea falsa. El miedo nunca es una excusa para el racismo o el odio. Hacemos hincapié en la importancia de actuar juntos para ayudar a frenar y detener la propagación de COVID-19, y para apoyar a las familias y comunidades a soportar las graves dificultades sanitarias, sociales y económicas que se producirán.

Hechos, no miedo

Necesitamos solidaridad, no estigmatización, para apoyar a las comunidades y a las personas afectadas por este brote. La aparición y la propagación de esta enfermedad ha causado confusión, ansiedad y miedo entre el público en general. Estos factores pueden dar lugar a estereotipos perjudiciales. Sabemos por brotes pasados que el miedo y la desconfianza pueden aumentar la propagación de la enfermedad y obstaculizar todos los esfuerzos de respuesta, lo que lleva a las personas a ocultar cualquier enfermedad y les impide buscar atención inmediata para evitar la discriminación.

La necesidad de solidaridad

En los brotes de enfermedades, los hechos, no el miedo, ayudan a las personas a protegerse a sí mismas y a sus seres queridos. Catorce millones de voluntarios de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en 192 países, conectados con sus comunidades locales, desempeñarán un papel importante en los esfuerzos contra este brote. En línea y fuera de línea, los voluntarios están educando al público sobre este virus, compartiendo información de prevención, ayudando a prevenir la desinformación, disipando rumores y reduciendo el pánico. Es importante buscar información de fuentes fidedignas como el Ministerio de Salud, la Cruz Roja y la Media Luna Roja locales y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Idea equivocada

La IFRC colabora estrechamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y alienta a las Sociedades Nacionales a trabajar en estrecha colaboración con sus ministerios de salud.

Camaradería

En su calidad de socio y voz de confianza en esta pandemia, la Cruz Roja y la Media Luna Roja tiene un importante papel que desempeñar para disipar los rumores y la información errónea y para prevenir y detener el estigma.

Rumores y desinformación

Las sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja de todo el mundo tienen una larga experiencia en la preparación y respuesta a los brotes de enfermedades. Los voluntarios de la comunidad tienen el acceso y la confianza que la gente busca. Los voluntarios de todo el mundo están apoyando a las comunidades en la preparación y protección durante este crisis de salud.

Nuestros voluntarios

Compartiendo información

Es importante compartir fuentes de información creíbles, ser intencional y reflexivo al comunicarse en los medios de comunicación social y otras plataformas y mostrar comportamientos de apoyo en torno a COVID-19. 

GRACIAS AL

APOYO DE

The International Federation of Red Cross and Red Crescent Societies (IFRC) is the world's largest humanitarian organization, with 192 member National Societies. As part of the International Red Cross and Red Crescent Movement, our work is guided by seven fundamental principles; humanity, impartiality, neutrality, independence, voluntary service, unity and universality.